¡Y volver, volver, voolveerr…!

¡Y volver, volver, voolveerr…!

10 septiembre, 2019 0 Por Juan Aguilar

De nuevo forrados de rutina

Vuelven los desayunos sorbiendo cafés bajo la luz legañosa de las bombillas, mientras fuera las sombras no se han desperezado.

Vuelven los desmesurados todo terrenos de ciudad a apoderarse de las calles transportando sus queridos tesoros al colegio, parando sin orden, sin preocuparse por quién viene detrás, que para eso transportan el futuro del país.

Vuelven los atascos matinales, (no esos nocturnos añorados por alguna política sin el guión) caras dormidas, malgeniadas, nostálgicas, aborregadas.

Vuelven las horas puntas a aguijonear la intimidad, llenando los espacios hasta la incomodidad. Los auriculares interponiendo barreras, las bebidas en “mugs”, los periódicos gratuitos, y, sobre todo, la vista gacha mirando la pantalla.

Vuelven los creadores de opinión, los principales claro; los Informativos a cualquier hora, exprimiendo las noticias para rellenar tiempos; los programas de entretenimiento, con un concepto extraño de lo que es entretener.

Vuelven los políticos con sus ambiguas contestaciones. Bueno, algunos no parecen haberse ido pero para lo que se han quedado…

Lo que se retrasa en volver es la lluvia, menos en algunos lugares que les ha llegado de golpe. El fresquito matinal no se ha olvidado de volver, ese que provoca indecisión en el vestir.

Vuelve el asumido ruido de platos y cucharillas a las cafeterías y bares. La escapadita a media mañana para terminar de desayunar el que no ha podido. La salida a la calle a echar un cigarro. A contar las vacaciones al compañero que si no tiene algo mejor, escuchará sin pasión y con algo de envidia, aun sabiendo la tendencia a agrandar los pequeños hechos. A pensar que hacer el próximo fin de semana. A fisgar en el calendario.

Vuelven los emails, los memorandos, las reuniones, los presupuestos, los objetivos, los cursos de formación ¡Que ya vale de tanto relajo!

Pues yo casi no me he movido, a cambio he viajado muy lejos con mis libros, sin hacer colas, sin tener que pelearme por un hueco. Ahora que todos han regresado tal vez aproveche para salirme de las páginas y vagar.

* Esta vez no hay enlaces, he agotado el royo pedagógico.

#relatosdecocina