Segunda piel4.2 (5)

Segunda piel
4.2 (5)

30 de noviembre de 2021 0 Por Juan Aguilar
¡Haz clic para puntuar este artículo!
(Votos: 5 Promedio: 4.2)

Llevo un rato peleándome con esta piel de goma, hace años que la tenía guardada, con su percha especial, bien seca, una funda transpirable para que nada la pudiera rozar. Hacía tiempo que no la usaba pero no había olvidado dónde la dejé, ni su color, ni su olor, y cuando la he sacado de su funda un pelotón de recuerdos me han atropellado, hasta casi se me desprende una lágrima, ¡qué tiempos! Lo que hemos hecho juntos ella y yo, éramos indivisibles y ¡qué buen tipo marcábamos! Me he sentado casi desmayado y he estado acariciándola un rato, mientras me reponía de la emoción.

Y ha llegado la hora de fundirnos, me tengo que dejar de sensiblerías, tenemos una misión que llevar acabo. La extiendo y tiro para cubrirme las piernas, las rodillas me ponen a prueba pero consigo llegar a la cintura, eso sí, con unos cuantos saltitos. No recuerdo que me costara tanto entrar dentro de ella, parece haber encogido, pero eso no puede ser, la piel de goma se puede ajar, romper, pero no menguar. De momento no está ayudando mucho. Los brazos son otro cantar, con bastante esfuerzo los cubro, pero me cuesta ajustar los hombros y la barriga parece imposible. Me mojo la tripa con agua templada, que uno ya no está para impresiones tan fuertes, y lo consigo a costa de carecer de libertad de movimiento.

Camino ridículamente, me falta el aire, respiro entrecortado y me aprieta hasta el dolor, sobre todo la entrepierna. Necesito descansar pero no me puedo sentar. No aguanto más y decido quitármela. La operación es patética, parezco un bailarín de break dance. Por fin lo consigo, estoy exhausto. En el suelo yace aquella que fue mi compañera, mirándome burlona.

En qué momento decidí volver a bucear. ¡Y todo esto por impresionarla! Alquilaré un traje…

#relatosdecocina

#masrelatosdecocina