Por el rabillo del ojo

Por el rabillo del ojo

20 de octubre de 2020 0 Por Juan Aguilar
¡Haz clic para puntuar este artículo!
(Votos: 4 Promedio: 4.8)

Otra vez le he visto pasar por el rabillo del ojo. Una sombra difusa, un borrón, que invariablemente viene por detrás, corriendo en diagonal. Aprovecha las distracciones, los cambios de luz, las esquinas oscuras. No se le oye, pero siempre está ahí.

Al principio lo temía, como se teme aquello que no se entiende, ni aparece claro. Sobre todo en las noches, cuando percibía la negrura moviéndose sobre sí misma. Cuando uno trata de olvidarse de lo hecho y parar las voces del interior. No de esas de loco, sino de las de lo que debería, o no, haber realizado, las de los remordimientos y también las de los agradecimientos. Simplemente disponiéndome a lavar los pensamientos y preparándome para las sorpresas de los sueños. Apareciendo sin terminar de hacerlo, veloz, taimado, sin respeto.

También en esos momentos de claridad, en los que una sombra eclipsa la visión de costado, súbitamente, sin aviso, dejando un rastro en el rabillo del ojo de incomprensión. Produciendo un respingo que acelera el corazón, por mucho que el juicio trate de moderarlo.

…disponiéndome a lavar los pensamientos y preparándome para las sorpresas de los sueños.

Y no solo en casa, siguiéndome por la calle, en una vuelta de esquina, en el final de un escaparate, rebasando el descansillo de una escalera, saliendo del ascensor, tras una puerta cerrándose, o en la estela de un coche.

Pero como en todo lo que no cambia, la costumbre termina absorbiendo el recelo, la alarma y el miedo, apartando la cobardía, dando paso a la confianza, y, algunas veces, a la curiosidad. Ahora tan solo me asusta, no por mala intención, tan solo porque no lo espero.

…dejando un rastro en el rabillo del ojo de incomprensión.

Paso el día poniendo los ojos en chino y mirando desde el extremo para pillarlo despistado, pero otra vez ha escapado antes de que pudiera fijar la mirada, y otra vez escondido, fundido en la escena. Algún día seré más rápido y podré saber quién es ese fugitivo.

#relatosdecocina

#masrelatosdecocina