Juntos

Juntos

15 de junio de 2021 0 Por Juan Aguilar
¡Haz clic para puntuar este artículo!
(Votos: 7 Promedio: 5)

Ahí están de nuevo, tan distintos, tan juntos, como dos planetas orbitándose, el paradigma de la interacción gravitatoria. Por un lado la atracción y por el otro ese efecto que impide verlos como una unidad, más bien una suma desordenada de casualidades.

Él, abierto, hablador, narrador de historias que no trascienden, de interés tan solo para los incautos o despistados, y en ocasiones para sus iguales. Ella, distinta y distante, reservada, imantándole permanentemente, como una fuerza centrípeta que aplica atrayéndole en una espiral de movimientos, que tratan de bloquear su interacción con los demás, desplazándolo hacia lugares sin posibilidad de distracciones. Él totalmente centrífugo, buscando el contacto con cualquiera, necesitado de demostrar su experiencia y sapiencia, ilustrando al que quiere escucharle, figurando como independiente, liberado, autárquico, pero sin soltar el hilo que lo une a ella.

Nunca pasan desapercibidos, los alardes de él, la reclusión de ella, pero casi siempre juntos. Algunas veces se le puede ver solo en algunas reuniones, fantaseando en su emancipación, haciendo participes y cómplices a los otros en sus fantasías húmedas. A ella nunca, incapaz de enfrentarse al mundo en soledad, perdida en su agorafobia sentimental.

Los que les conocen ya ni se cuestionan la relación, tan solo hablan de ella, tildándola de singular, rara, o incluso enfermiza, con aquellos que aparecen por primera vez y extrañados de sus evoluciones, demandan una explicación a los ya curtidos.

Y así transcurre una reunión más, larga, cansada, pero algunas veces amena. Contactos con cierta frecuencia, entre conocidos, incluso algunos ya amigos, en lugares recurrentes donde han quedado grabados aciertos y errores. Ferias de encuentros, para algunos de vanidades, para otros, ya asumidas realidades e impermeables al que dirán, simples reuniones en las que retomar viejos temas aderezados, con alguno nuevo, sin profundizar. O sencillamente intentando pasarlo bien, sin mayor importancia, juntos.

#relatosdecocina

#masrelatosdecocina