Felices ¿Fiestas?

Felices ¿Fiestas?

24 diciembre, 2019 0 Por Juan Aguilar
¡Haz clic para puntuar este artículo!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Han llegado las celebraciones del inicio del invierno

Aglomeraciones, carreras, comidas, regalos, han llegado las celebraciones del inicio del invierno, también llamadas Felices Fiestas. Se supone que todo el mundo ha de ser feliz, incluidos aquellos que no celebran por no creer, por no saber, o por no poder. Es momento de quitar aquello que pueda ensuciar los telediarios, llenar la pantalla con el gunitado de anuncios, coches, colonias, turrones, juguetes (¡Qué hartura!), interrumpidos por películas ya vistas. Sin olvidar las imágenes de esa plaza abarrotada de fieles, morados, negros y algún blanco, donde todo es místico y

    han llegado las celebraciones del inicio del invierno, también llamadas Felices Fiestas

En la radio suenan los niños cantando números y premios, todos expectantes y felices. Un montón de dinero aportado por muchos para acabar en manos de pocos (¿a qué me suena esto? Capi…, capit… ahora no me sale, a ver luego) Un acontecimiento asombroso, a pesar de no ganar nada la mayoría no se siente defraudada, se alegran por los que han ganado, que tienen sus momentos de gloria entre salpicaduras de cava barato, que es para tirar (lo del champán…, en fin) y saltitos de histeria risueña frente a las ávidas cámaras en busca de la “noticia” y se sienten afortunados por tener salud, el que la tenga, claro.

    momentos de gloria entre salpicaduras de cava barato y saltitos de histeria risueña

El día siguiente para esos saludables dichosos será igual que el anterior, bancos y caseros que no perdonan deudas, trabajos sin remunerar el esfuerzo, tiempos perdidos en traslados… Pero no hay que preocuparse, llegan las comidas del no hay un mañana, bien regadas ¡Manolo ten cuidado con el colesterol! ¡Va déjale, si es un día! Los paseos viendo la batalla de luces de algunos alcaldes no muy sobrados de las mismas, las multas por excesos. Y en el horizonte ¡El próximo sorteo! Que la pena dura poco.

Yo aprovecho para despedirme por este año, volveré, que no es una amenaza, ya en el del número gracioso, que esperemos no nos traiga después la canción desesperada, y de paso voy a comprobar los boletos, no vaya a ser que me haya tocado algo.

¡FELIZ 2020!

#relatosdecocina

#masrelatosdecocina