Cenizas5 (4)

Cenizas
5 (4)

14 de junio de 2022 0 Por Juan Aguilar
¡Haz clic para puntuar este artículo!
(Votos: 4 Promedio: 5)

Pequeños puntos grises, todavía humeantes, se destacan sobre un escenario de cenizas, dejando un paisaje sin esperanza. Un silencio, donde antes se cantaba a la vida, solo roto por el crepitar de los rescoldos de un fuego que no ha diferenciado entre quien podía moverse y quien no. Que ha arrasado con todo aquello que se ha cruzado en su asolador camino hacia las cumbres.

Insectos, mamíferos, arbustos, árboles, reptiles, arañas y pastos unificados en un plomizo y confuso cementerio de osamentas calcinadas. El tiempo ha perdido sus agujas y crea una falsa calma favorecida por un decorado uniforme.

En el horizonte, a través de una bochornosa bruma, se pueden observar nubes negras, ayudadas por un viento inoportuno, que indican que el fuego sigue dejando más cenizas en su camino, devorando hasta la agonía. Todavía sigue el combate contra el insaciable avance de la bestia. Gentes y máquinas luchando sin descanso por la vida. Lágrimas y miedo por tantas esperanzas y bienes perdidos, superados por la rabia impulsan a muchos a pelear para evitar que sume más, pero ardua es la tarea y no acabará pronto. La lluvia no quiere aparecer, lo que en algunos momentos ahonda el desanimo, pero brevemente.

El olor a madera viva quemada, a carne carbonizada, a tierra incinerada, aturde el sentido del olfato. El calor que emanan las piedras no deja acercarse a este infierno, a pesar de ello alguien lo intenta.

Una lágrima se desliza por el rostro de un furtivo asistente a este infernal marco. No busca entre los restos algo que rescatar, si no algo que le puede inculpar. Se agacha para recoger una lata de conserva en la que no queda nada y abandona la escena, mientras en su semblante se perfila una mueca de complacencia agridulce. Este invierno habrá pasto, piensa.

#relatosdecocina

#masrelatosdecocina