Brotes verdes

Brotes verdes

22 de septiembre de 2020 6 Por Juan Aguilar
¡Haz clic para puntuar este artículo!
(Votos: 6 Promedio: 5)

Renacen pequeños brotes verdes moteando el suelo de un bosque que ha perdido la voz, sucumbido ante la árida asfixia del verano. Se abren camino sobre los restos amarronados de su anterior existencia, juntando pedazos de vida, pegados con la savia estimulada por la humedad de la ansiada lluvia.

Horadan la tierra entre sordos crujidos, apartando granos de tierra, impulsándose desde un diminuto germen lleno de esperanza, ilusión y deseo. Comparten color e ímpetu, luego diferenciarán tamaños y formas. Algunos ya son más que diminutas puntas verdes. Avanzan hacia el azul presurosas, quieren ser las primeras en mostrar sus adornos. Otras se arrastran tratando de recuperar sus dominios.

Se abren camino… juntando pedazos de vida, pegados con la savia estimulada por la humedad de la ansiada lluvia.

No tardarán en reconquistar el terreno tapizando en breve, como de una tacada, el suelo de verde. Comparten espacio con esas curiosas siluetas pardas que aparecen repentinamente, sorprendiendo por su celeridad y corta existencia. Tras esta carrera caerán en el letargo del frío, ya con la base asentada, dejando que el silencio se vuelva a apoderar del paisaje. Tan solo será roto por la lluvia, la nieve o el viento, y algún animal despistado.

Algunas rebeldes, contrarias a desperdiciar el tiempo, negándose a interrumpir su crecer por unas normas impuestas, florecerán, demostrando su disconformidad con los colores de la protesta.

…dejando que el silencio se vuelva a apoderar del paisaje, tan solo roto por la lluvia, la nieve o el viento, y algún animal despistado.

La mayoría esperará a la calidez para alzarse y mostrar sus galas portadoras de nueva vida, con el delgado cuerpo doblado por la curva del embarazo, ayudadas por febriles insectos, que de nuevo llenarán de sonidos acelerados la crónica del bosque.

… con el delgado cuerpo doblado por la curva del embarazo…

Pero de momento tan solo son pequeños brotes verdes en un suelo ahora húmedo, que tratan de mostrar su ímpetu, sus ganas por volver, su deseo de reivindicar una existencia y clamar por su vida.