Ausencia

Ausencia

25 de mayo de 2021 0 Por Juan Aguilar
¡Haz clic para puntuar este artículo!
(Votos: 4 Promedio: 5)

Una vez más se queda sumida en la ausencia, exhausta, desnuda. De nuevo ha aparecido para gozar juntos, y desparecido tras ese momento de placer, en un lapso que no puede calcular. De hecho tan solo puede pensar en lo ocurrido durante ese período sin cálculo.

A su alrededor un mundo sin terminar, un dormitorio sin armarios, ni cajones, tan solo una cama y una ventana con un atardecer permanente, sin avance. Una escena prácticamente sin movimiento, tan solo la continua oscilación de las cortinas, por un viento que no cesa.

Sentada en la cama espera que él vuelva. Mientras se pregunta por qué sigue encerrada en esa habitación de paredes difusas, como su vida.

Transcurre el tiempo, sin saber qué hacer, tal vez horas, si supiera lo que son, vuelve, y se aman. No recuerda cuándo empezó, ni cómo, pero cada vez le satisfacen menos estos momentos, entretejiendo la ausencia de experiencias que contar, ni con quien compartir.

Ha vuelto y de nuevo se ha ido, él la ha notado menos entregada, ella no se ha sentido como antes, le falta algo. Otra vez sola. Para conjurar su desazón, se acerca a la ventana por primera vez, con miedo, nunca lo había intentado. Un mundo oculto tras las cortinas de una realidad, hasta ahora rechazada, le inunda los ojos. Un paisaje salpicado de personas. Quiere comunicarse con la gente de fuera, pero le aterra hablar con otros, no los conoce.

Piensa en lo que queda para volver a verle, no se resigna a perder su vida en una eterna espera, se arma de valor y salta. Corre hacia donde están reunidos que la miran con sonrisas sorprendidas, se siente libre.

Él regresa pero no la encuentra, siente la ausencia en la que ella ha vivido, le anega la añoranza, le empuja a apreciar la cautividad en la que la ha tenido y sumido en la tristeza deja de imaginarla.

#relatosdecocina

#masrelatosdecocina